miércoles, 6 de junio de 2018

Adahuesca

En Adahuesca se encuentra el centro de interpretación de leyendas y tradiciones en lo que fue el recinto amurallado de la población. Viejas historias y leyendas, seres fantásticos, creencias y ritos, se muestran a través de paneles, fotos, vitrinas y audiovisuales. 

Unas de la protagonistas son las abuelas de Sevil. La historia dice que tras años de pleitos, en 1476, el monte de Sevil pasó a pertenecer manos a Adahuesca. Pero  la leyenda dice que la peste asoló las Casas de Sevil, y las dos abuelas que sobrevivieron recorrieron los pueblos cercanos en busca de refugio. Fueron acogidas en Adahuesca al que donaron sus posesiones. Una leyenda similar se cuenta del Almerge y Peraltilla.

Sierra de Sevil desde Adahuesca
Al atardecer de cada 20 de mayo, el pueblo acude a Crucelós en romería. Reunidos ante el montículo, rezan una oración fúnebre por el alma de las abuelas y lanzan una piedra bajo la cruz. También es una rito de bendición del término para garantizar la fertilidad de tierras y animales. El montículo se en encuentra en un cruces de caminos en la cabañera, muy cerca de donde se desvía el Cordel de Juncos que va por la Sierra de Balcés.

Crucelós
Desde Adahuesca, que vale la pena visitar su casco urbano, surge una ruta señalizada denominada “Leyendas al paso” que pasa por distintos lugares singulares. Es una ruta señalizada de 11,2 kilómetros, 92 metros de desnivel acumulado que se puede realizar en unas 3 horas.

Mapa de la ruta
En wikiloc podemos consultar y descargar su recorrido.


Powered by Wikiloc

En Adahuesca nos encontramos un panel interpretativo de la ruta donde se describe su recorrido.

Mapa descriptivo de la ruta en el panel de interpretación
Una cruz de caminos es el inicio de camino fuera  de la localidad.

Cruz de caminos de Adahuesca

1. Recorrido urbano
2. Cruz del hospital
3. Pozo fuente
4. Santuario del Treviño
5. Fuente de la Cantariella
6. Carrasca de Roque
7. Corral del Coronas
8. Mesa de paisaje
9. Crucelós
10. Cultivos tradicionales
11. Litonero monumental

Daniel Vallés Turmo, 6 de junio de 2018