martes, 9 de febrero de 2016

Obarra a Montanuy


Ruta entre Obarra y Casa Arro (Antiguo Monasterio de San Andrés de Barrabés) de 19 kilómetros, 5 horas 30 minutos, 960 metros de subida y 1.062 de bajada.

Es la segunda etapa de la ruta de Obarra a San Bertrand de Comminges en Francia, continuación del Camino de San Ramón desde Barbastro.

Se puede descargar esta ruta en wikiloc.

Para ir desde Obarra hasta Bonansa, se podía ir por el Camino de la Croqueta o por el Camino de las Tozas vía Calvera como se indica en amarillo en el mapa de 1930. Viniendo por el valle de Isábena, por Calvera. Las Tozas era la ruta más rápida y segura. Hay un tercer camino, no marcado en el mapa, que era por el Castillo de Pegá.


Caminos entre Obarra y Bonansa
Optamos ir por el Camino de la Croqueta por ser una ruta totalmente señalizada por la GR 18.1 y GR 15.


1 Obarra a Bonansa

Dejamos el coche en el aparcamiento junto a la carretera en el Monasterio de Obarra para tomar la ruta senderista señalizada GR 18.1 en dirección Las Paules.


Mapa de Obarra al paso de la Croqueta

Desde el Monasterio de Obarra a 950 metros de altitud se ve la peña de la Croqueta, a cuyo lado pasa el camino por su parte posterior.

Monasterio de Obarra y la Croqueta
El camino sigue al principio la carretera a Ballabriga salvo en su tramo final hasta el pueblo en el kilómetro 1,8 de la ruta a 1.150 metros de altitud.  

Según Manuel Iglesias en "Historia de la Ribagorza" el Castillo de los Condes de Ribagorza estaría entre Ballabriga y Obarra:

Castillo de Ribagorza o “Castrum Ripacurza”. Pese a ser el núcleo central de todo Ri-bagorza, donde se situó la casa condal, residencia habitual de los titulares con su Corte y territorio bajo dominio directo de los mismos, hasta el año 1004 no tenemos mención explícita del mismo. 
Los restos en superficie del edificio desaparecieron. Abad y Lasierra los localizó en el montículo de la margen derecha del Isábena, entre Obarra y Ballabriga, al abrigo de la que aún se llama la Roca del Castell. Allí encontró la inscripción de una familia romana, señal de una mansión o refugio de viandantes que durante época imperial enfilaban el camino al puerto de Las Aras. Probablemente en el mismo edificio o sobre los restos del mismo se levantaría luego el castrum, desde el que se ejerció la autoridad condal sobre el territorio de nuestro estudio. Su demolición no es extraña, al irrumpir nuevos poderes sobre el condado que recelarían de posibles intentos de rebelión desde aquel centro.

Subida hasta Ballabriga desde el Mirador de Obarra
Luego un camino asciende hasta el paso de la Croqueta en el kilómetro 2,9 de la ruta a 1.358 metros de altitud desde donde vemos el monasterio de Obarra abajo en el valle.

Obarra desde la Croqueta
El camino de la Croqueta desciende bruscamente en su primer tramo hasta que llegamos a unos prados.

Mapa de la Croqueta a la carretera de Alins
Es un camino con tramos empedrados muy bien conservados.

Camino de la Croqueta
En la foto adjunta se ve este descenso desde el paso de la Croquetas hasta los prados que no encontramos en el kilómetro 4,8 de la ruta a 1.200 metros de altura.



Bajada de la Croqueta vista desde el otro lado del congosto
Luego el camino se mantiene a esa altura contemplando el lado izquierdo del congosto. En la foto vemos a la derecha el bosque por donde va el camino de la GR 18 que lo dejamos en el kilómetro 7,4 a 1.200 metros de altitud para coger la carretera.

Congosto desde Ansuilo
Seguimos la carretera que nos lleva a la A-1605  (kilómetro 8) por la que continuamos un tramo.
De la GR al Alto de Bonansa
Junto a la carretera nos encontramos el Molino Español (perteneciente a Alins). A pocos metros, pasado un puente, en el kilómetro 9,8 de la ruta a 1.200 metros de altitud tomamos el sendero señalizado GR 15 hasta el Alto de Bonansa en el kilómetro 11,4 a 1.350 metros de altitud.


Comienzo GR 15. Alins en el collado del alto
En el Alto de Bonansa confluye el camino que viene de Calvera por el Castillo de Pegá (El primer castillo de los Condes de Ribagorza). Es más corto (9,6 km desde Obarra y 7,3 km desde Calvera), pero hay que subir a 1,700 metros de altura. En la ruta Corazón Ribagorza se recorre este tramo.


Alto de Bonansa
Desde el Alto de Bonansa seguimos las GR 15 que desciende a Bonansa a mano izquierda de la carretera. 

Mapa del Alto de Bonansa a Bonansa
Contemplamos el Pirineo y abajo Bonansa durante el descenso.

Bajando a Bonansa
Antes de llegar a Bonansa, nos encontramos la Font Vella. Manuel Iglesias (natural de este pueblo) nos habla de ella:

En Bonansa aún existe la Fon Vella o fuente vieja junto al camino del ancestro, viniendo del
Isábena en dirección ribagorzana. Está cavada en subterráneo y las aguas –purísimas– brotan del  subsuelo a un depósito cubierto y fluyen al exterior para abastecimiento público, con lavadero añadido de doble fase, para jabonar y para aclarar. El desagüe se realiza a través de un pequeño túnel bajo el camino dotado de bovedilla y arcos de medio punto por ambos lados. Lástima de uno de ellos recientemente rehecho en verdadera chapuza. Con su rampa de acceso desde el camino escalonada, es un conjunto merecedor de cuidada restauración. Es de origen romano. No lo dudo. Muy parecida a la que aún existe en Monte Cillas, cuyos antecedentes romanos son bien conocidos. En el caso de la Fon Vella de Bonansa, en períodos de sequía era el único refugio acuífero de la ruta entre el Isábena y el Baliera.


Fuente Vieja de Bonansa
Llegamos a Bonansa en el kilómetro 13,2.

Bonansa

2 Bonansa a Casa Arro

Desde Bonansa el camino tradicional a Casa Arro iba por Castarné para atravesar el río Baliera y luego continuar por el Coll de Causes.

Camino de Bonansa a Casa Arro
El Sendero Circular 21 sigue este itinerario hasta el Puente de Castarné. El camino comienza junto a la Plaza de Bonansa en dirección norte.


Plaza de Bonansa
Una pista asfaltada nos lleva hasta la Ermita de San Roque en el kilómetro 13,8.


Bonansa a la Ermita de San Roque
Es una ermita románica del siglo XII que ha sido restaurada. Hay una ruta señalizada que recorre las ermitas junto a Bonansa.



El camino a Castarnés está muy bien cuidado pasando por sitios completamente amurados a sitios en el que el bog nos acompaña largo rato a nuestro lado.


Camino a Castarnés
El camino sigue la ruta tradicional.


De San Roque a Castarné
El paisaje nos permite contemplar los pueblos. Entre ellos Bilbilis y Escané.


Bilbilis y Escané
Al llegar a Castarné (Castrum Nigrum) en el kilómetro 16,5 nos sorprende el castillo restaurado de importancia en los comienzos del condado.


Castillo de Castarner
Desde lo alto podemos ver el paisaje y el Coll de Causes por donde pasaba el antiguo camino antes de la actual carretera.

Coll de Causes
Desde el castillo baja un camino hasta la carretera en el kilómetro 17,4.


De Castarner a Casa Arro
Cruzamos el río Baliera y tomamos en el kilómetro 17,6 el antiguo camino por el Coll de Causes.


Camino antiguo. Castarner en lo alto
El camino está en buenas condiciones. Llegamos al collado en el kilómetro 18,2.


Vistas al norte desde el Coll de Causes
La bajada a Casa Arro se hace por una vereda hasta que llegamos a una torre de tendido eléctrico, Aquí descendemos por unos prados hasta la carretera. Contemplamos al antiguo monasterio bordeado al fondo de los dos castillos de protección: Castro Vivo al norte y Castro Roca al sur.


Casa Arro y Vinuet
Llegamos a Casa Arro en el kilómetro 18,7.


Casa Arro
Manuel Iglesias sitúa en Casa Arro el Monasterio de San Andrés de Barrabés.

Valle “Arravense” o Barrabés. Comprendía este distrito toda la cuenca superior de este valle, a partir de su encuentro con el río Baliera hasta el Hospital de Viella. La primera mención del mismo data del año 930, más o menos, con ocasión de la consagración de la iglesia de San Andrés en el monasterio de este nombre por el obispo Atón. 
El castillo que lo presidía era el castro Vivo o Vinuet, al que se unía el castro Roca o Sarroqueta y probablemente el de Montanuy, ya que consta que el valle con todos sus pueblos estaba vinculado al citado castro Vivo. 
Donado este territorio al rey Sancho Ramírez en 1084, este lo concedió al capítulo catedralicio de Roda de Isábena, que lo poseyó hasta 1312, en que fue transferido a la mitra leridana, que lo tuvo en feudo hasta las desamortizaciones del siglo xix.

El nombre de Casa Arro da lugar al Valle Arravense. Su nombre (casa de los arrieros) indica su función de punto de parada. En ella estuvieron los reyes Alfonso II (1198), Jaime I (1265) y seguramente Pedro I y Alfonso I.


Acabamos la ruta junto al oficina de turismo del ayuntamiento de Montanuy en el kilómetro 19 donde se puede aparcar el coche.



Daniel Vallés Turmo, 13 de febrero de 2016